CUENTOS

Karina Cabrera Meneses & Manuel Cano Flores (Salud)

Miedo

Lo único que recuerdo fue que nadie percibió los sonidos de mi dolor, nadie atendió a mi grito, suplica y ruego.  Acaso fue algo inconveniente, accesorio, circunstancial, que carecía de relevancia e incluso yo no hice nada para defenderme. Hasta que me vi yo misma parada frente a mi cadáver, ese cadáver que pertenecía a la persona que era antes, me llene de silencio cómplice, silencio impune, yo gritaba y tan solo se escuchaba el eco de mi ahogo.

La persona que me asesinó era mi mundo, toda mi razón de vida, lo veía siempre desde la ranura de su puerta, deseaba entrar y poder saber sus ocultos secretos.

Un día decidí dejarlo entrar a mi vida, sabia que estaría en mi departamento como todos los días, ese día por primera vez el tocó a mi puerta…

Le pregunte:- ¿Quién eres?, al abrir la puerta estaba parada enfrente de él, lo saludé y él solo me respondió:

-Soy…

Cuando de repente salió corriendo (avergonzado y con un odio profundo) sabía que él no la aceptaría. Pero esa noche tomó un largo y afilado cuchillo, y fue a buscarme a mi departamento; con ira y placer me dio una cuchillada en mi pecho, no tuve tiempo de defenderme ni decir nada, él disfrutaba ver mi sangre salpicar en su ropa, sus manos y cara.

Aún no estaba muerta, gemía de dolor, y al darse cuenta de eso, él, solo se colocó tras de mí y me abrazo mientras escurría mi sangre…

Él me decía:

-Te adoro pero recuerda eres solo mía.

Entonces el pasó el cuchillo a través de su cuerpo, lo último que pude ver antes de dar mi último suspiro fueron nuestras sangres juntas, al igual que nuestros cuerpos.

FIN.

 

Purificación

En el calabozo de un castillo vivía un hombre amarrado a cadenas. Llevaba a cabo una pena desde su nacimiento, por lo que desde pequeño vivió rodeado de esas cuatro paredes. Pecados de padre y madre.

Un guardia que le daba comida era su única conexión con el mundo, pero él en realidad no sabía que existía tal mundo.

Los grilletes y esposas marcaban su cuerpo ahora ya curtido, una vez al mes bañado con una sola cubeta de agua fría, y este era el único cambio que sentía al pasar de sus días.

No sabía hablar, ni escribir, sus cuerdas vocales estaban ya podridas por falta de uso, sus dedos engarrotados y la única forma de deshacerse de las uñas largas era friccionándolas contra la pared.

Su posición favorita: con los brazos alzados, piernas colgando. De niño inventaba pequeños juegos en los que al menos una pequeña sonrisa sobresalía de su mugrosa cara.

No estaba al tanto de los cambios políticos y económicos de la ciudad en la que vivía, pero nada de esto importaba, sólo si la ración de comida crecía o decrecía al paso del tiempo, pero su hambre seguía siendo la misma.

Sus cabellos eran largos y cebudos, el guardia cada 6 meses se los cortaba para utilizarlos en su arco de violín.

Un día llegó un hombre vestido elegantemente con piedras colgando de su pecho, pobre bastardo que no conocía las esmeraldas y amatistas. Le comunicó que por órdenes del Rey era liberado. -El pobre hombre no entendía nada- Le regalaron ropas majestuosas que no sabía utilizar, dos guardias lo ayudaron a ponerlas. Sus pasos eran de un viejo, puesto que nunca había dado uso a sus miembros, no sabía a dónde ir, se notaba su cara de desesperación. Los guardias lo sacaron al patíbulo a empujones.

 

No sabía el hombre qué hacer, la luz del sol lo molestaba sobremanera, le quemaba la piel. Los ruidos le asustaban, intentaba aislarse tapándose los ojos y los oídos pero un hombre casi lo atropella por la velocidad con la que caminaba.

El suicidio nunca había pasado por su mente, pero siempre existen formas majestuosas de imaginarlas. Se vio colgado de un árbol, pero sus manos eran estúpidas; se vio ahogado, pero nada pesado había. Hasta que vio una pira en llamas, estaban quemando a una bruja. El calor, las llamas, su piel derritiéndose para dejar este suplicio que llaman libertad, condena de cinco minutos de instantes tan breves como un beso, tan distantes como las montañas, tan altas como las nubes.

El hombre cojeaba hacia su muerte hasta que un guardia lo detuvo. Como histérico nuestro hombre lo mordió, el guardia sacó su espada pero la dejó caer del espectáculo tan atroz que se estaba llevando a cabo.

El hombre en llamas, riendo, no gritando; esperando la muerte, purificando su alma.

 

 

LA VERDADERA LITERATURA

Por Vic Mack

Y para comenzar…
En esta sección abordaremos temas de interés tanto para chicos y grandes; pero sobretodo nuestra finalidad es crear una conciencia de reflexión en las mentes que se esfuercen por leer estas líneas.

Pero en verdad tiene razón de ser la literatura? O bien, ¿cuál es la finalidad de la misma? No hace mucho m encontré con esta nota que trata acerca de un autor bastante conocido en la prepa Zapata: J. Saramago. y éste artículo se me hizo interesantísimo, espero que les agrade.

Tomado de Tercer Congreso de Literatura Infantil y Juvenil



PARTE I


No recuerdo con exactitud las palabras de los parlamentos, pero lo
que sigue es parte del diálogo entre un periodista de la televisión y
el escritor portugués José Saramago, durante una reunión de
diputados del grupo de la Izquierda Unitaria Europea, realizada en
Lanzarote el 20 de abril de 1997.
–¿Para qué sirve la literatura? –le preguntó el reportero.
–Para nada –contestó Saramago.

Desconcertado porque aquella respuesta no venía de una persona
cualquiera sino de uno de los novelistas más notables de nuestro
tiempo –dos años después recibiría en Estocolmo el premio Nobel
de literatura-, un hombre que, además, ha dedicado su vida al
ejercicio honesto y pulcro de las letras, el entrevistador no se dio
por vencido e insistió:
–Pero, ¿por qué para nada? ¿No resulta extraño que un maestro
como usted, el autor de El año de la muerte de Ricardo Reis,
Manual de pintura y caligrafía, Alzado del suelo, Casi un objeto,
Viaje a Portugal, Memorial del convento, La balsa de piedra,
Historia del cerco de Lisboa, El evangelio según Jesucristo, Ensayo
sobre la ceguera y Todos los nombres, afirme que la literatura no
sirve para nada?

–Para nada –confirmó Saramago. Y agregó–: Tome usted las obras
literarias más notables, las de Occidente si quiere, que son las más cercanas a nosotros; tome las que mejor hayan puesto el dedo en la
llaga de la miseria humana, las que con mayor alarma y agudeza
hayan advertido acerca del peligro que representa para el mundo
nuestra especie; tome usted, por ejemplo, las tragedias de Sófocles,
la Comedia de Dante, El Quijote, los dramas y tragedias de
Shakespeare, las novelas de Kafka, Tolstoi, Dostoievski, Musil,
Camus, Sartre, las que quiera, y estará de acuerdo conmigo en que
ninguna de esas obras –ni todas ellas en conjunto- han logrado
cambiar un ápice la historia de la barbarie humana.
–Muy bien, señor Saramago –aceptó el periodista-. Demos por
cierto lo que afirma. Entonces, dígame ¿para qué escribe?
–Ese es otro cuento –dijo Saramago-. Si bien es cierto que la
literatura no ha servido para cambiar el curso de nuestra historia, y
en ese sentido no abrigo ninguna esperanza con respecto a ella, a
mí sí me ha servido para querer más a mis perros, para ser mejor
vecino, para cuidar las matas, para no arrojar basura a la calle, para
querer más a mi mujer y a mis amigos, para ser menos cruel y
envidioso, para comprender mejor esa cosa tan rara que somos los
humanos.



3 DE CERVANTES SAAVEDRA, Miguel. El ingenioso hidalgo don Quijote de la mancha. En:
Obras completas. Barcelona: Editorial Juventud, 1964. Pág. 435.
4 ÁNGEL MARCEL. Obra poética. Colección Tréboles. Bogotá: Fondo de publicaciones del
Gimnasio Moderno. 1997. Pág. 30.
EXTRAIDO DE:
¿PARA QUÉ SIRVE LA LITERATURA?
PALABRAS DE ÁNGEL MARCEL EN LA APERTURA DEL TERCER CONGRESO DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL
LEER PARA ESCRIBIR
Bogotá, D. C., 26 de mayo de 2005
http://sigma.poligran.edu.co/politecnico/apoyo/Decisiones/curso/literatura.pdf

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    jassmine (martes, 13 noviembre 2012 22:35)

    excelente pagina.me encanta la literatura,espero y publican mas cosas interesantes =)

  • #2

    jasmine (martes, 13 noviembre 2012 22:36)

    me gusta la pagina =)

  • #3

    chava (miércoles, 14 noviembre 2012 21:00)

    Nice